14/04/2024 Revista estudiantil de La Ibero

AIESEC y el desarrollo de liderazgo como un medio para fomentar la Paz

  • Jorge Humberto Domínguez Díaz
AIESEC International Inc. (2021). The Blue Book AIESEC’S COMPLETE BRAND GUIDE | 2021. Montréal, QC: AIESEC International Inc.

Muchas veces nos preguntamos ¿cómo podemos poner nuestro granito de arena para promover la paz? Esta pregunta suele venir casi siempre acompañada de más interrogantes como “¿estoy haciendo lo suficiente?, ¿Qué más podría hacer? O ¿de quién o quiénes puedo aprender?” Si en algún momento de tu vida has hecho estos cuestionamientos, te invitamos a leer este artículo para que resuelvas esas dudas (o incluso surjan otras nuevas).

 

Solemos entender a la paz como la ausencia de guerra o violencia, y también como aquella situación en la que persiste una relación de armonía entre las personas, sin ningún tipo de enfrentamiento o conflicto. Es normalmente un estado deseable pues suele demostrar un mayor grado de civilidad y entendimiento. No solamente deseamos la paz por la infinidad de beneficios que nos otorga; recordando a los romanos, es precisamente en el periodo que conocemos como pax romana cuando los dominios de Roma lograron alcanzar su máximo desarrollo económico y cultural, así como su máxima expansión territorial, que llegó a abarcar una superficie que iba desde el actual Irak por el oriente hasta la península ibérica por el occidente, conformando un vasto imperio sumamente variado y culturalmente diverso. No obstante, la paz suele enfrentarse a múltiples retos que no siempre la hacen fácil de alcanzar, teniendo que ausentarse en ocasiones durante largos periodos de tiempo, con consecuencias irreversibles para la humanidad. 

 

El día de hoy conversamos con Karla Soledad, ex-alumna de Comunicación en la Ibero, quien nos platicó acerca de AIESEC, la organización juvenil más grande del mundo, que vela por alcanzar la paz y el pleno desarrollo del potencial humano por medio de experiencias prácticas en ambientes tan retadores como lo pueden ser desde la organización de un congreso para más de 500 asistentes en nuestro país, hasta trabajar del otro lado del mundo, en un refugio de elefantes en Tailandia. Karla, quien es además una ávida lectora e incansable luchadora social, nos platicó que se enteró de la Organización cuando una amiga suya la invitó a ser parte de su equipo para traer de nuevo a AIESEC a la Universidad, sin pensar que sería una experiencia ¡que la cambiaría de por vida! 

 

A AIESEC normalmente se la conoce por facilitar que jóvenes de entre 18 y 29 años puedan realizar prácticas profesionales y voluntariados en el extranjero como un medio para facilitar el entendimiento intercultural y desarrollar empatía hacia culturas diferentes a la nuestra, por lo que Karla nos comentó que una de sus primeras expectativas era poder tomar alguna de estas experiencias, además de emplear su tiempo para contribuir de alguna forma a las causas impulsadas por la comunidad universitaria y la sociedad actual. Nos dice muy entusiasmada que, aunque no ha podido realizar una de las actividades que AIESEC impulsa, ser parte de la Organización la ha cambiado por completo, puesto que, de acuerdo con sus propias palabras, “no hay otro lugar en el que, desde el día uno, se nos dé la oportunidad de involucrarnos en proyectos, sinergias y estrategias con personas de otras universidades, estados y países”. Preguntamos a Karla sobre cómo AIESEC fomenta la paz y su respuesta fue contundente. Apelando no sólo a las actividades prácticas que realiza la organización que de por sí, permiten a quien se anime a tomarlas a salirse de su zona de confort y sumergirse dentro de otra cultura viviendo en carne propia las dificultades a las que jóvenes como nosotros se enfrentan a miles de kilómetros de distancia, “la interacción”, como nos dice Karla “con personas de otros contextos y culturas diferentes a la nuestra, nos permite ponernos en los zapatos de otros y ser más empáticos frente a las situaciones que para nosotros son completamente distintas, además, de que se adquiere la visión de poseer una ciudadanía global que crea una responsabilidad para con nuestro propio país y con todo el mundo”.  En alguna ocasión, en un Congreso nacional de AIESEC México, se mencionó que AIESEC surge a penas tres años después de que culminara la Segunda Guerra Mundial cuando un grupo de jóvenes determinó que el entendimiento intercultural era esencial para prevenir conflictos similares, pues alguien que en algún momento de su vida tuvo una inmersión cultural importante y creó amistades duraderas en un país ajeno al suyo, pensaría dos veces antes de promover acciones hostiles o que atenten contra la paz de algún país en conflicto. Pronto cayeron en cuenta de que la juventud era una pieza clave para posibilitar un mejor futuro para la humanidad; setenta y tres años después, AIESEC está presente en más de 126 países y territorios alrededor del mundo y cuenta entre sus antiguos miembros a exitosos líderes empresariales, ministros de estado e incluso expresidentes de sus respectivos países. Al preguntarle a Karla si piensa que como organización, AIESEC está cumpliendo con su cometido, de nuevo nos dejó sorprendidos al afirmar que “sabremos que AIESEC hizo bien su trabajo, cuando la organización deje de ser necesaria” y señaló que “los jóvenes necesitamos de un impulso, descubrir nuestra identidad y conocernos a nosotros mismos para saber cuánto somos capaces de lograr” y que sin duda, AIESEC es una plataforma que permite lograr eso y más y aunque reconoció que no siempre las cosas resultan como nos gustaría que sucedieran, es algo que siempre pasa en algún punto, y nos brinda la oportunidad de corregir lo que se deba mejorar. Ahondando un poco más en sus experiencias individuales dentro de la organización, cuando le preguntamos a Karla sobre una experiencia personal en la que realmente sintió que estaba contribuyendo a fomentar la paz dentro de AIESEC, nos compartió que no hay nada que se iguale a ver la diferencia que un intercambio, ya sea un voluntariado o una práctica profesional, puede lograr hacer en una persona. En el contexto de la Ibero, una de las universidades privadas más exclusivas del país, donde es innegable el privilegio de muchos de sus alumnos, Karla nos mencionó que “saber que una persona que en el futuro será alguien de mucha influencia y tomará decisiones de gran relevancia y que gracias a AIESEC adquirió una mayor visión global y empatía hacia los demás” es una sensación inigualable que la motivó para seguir realizando sus sueños, así como ponerse metas más altas.

 

Antes de despedirnos de Karla, quisimos preguntarle sobre el rol de la sociedad civil para anteponerse a situaciones que vulneren la paz. Ella nos respondió que “aún con gobiernos funcionales, el rol de la sociedad civil es importante y necesario” y que las organizaciones civiles deben “seguir encontrando necesidades que viven personas de diferentes contextos, proponer soluciones que no provengan desde el privilegio y generar conversaciones en las que todos participen” siguiendo una lógica de horizontalidad y empatía. Para ello, mencionó que la cultura organizacional es esencial y que AIESEC, por su estructura y forma de funcionamiento, “abraza la colaboración y quita la costumbre de trabajar sola o solo, pues otorga la oportunidad de desarrollarse al mismo tiempo que permite aprender de otras personas”. Finalmente, pedimos a Karla que diera una recomendación a todas aquellas personas que desearan unirse a AIESEC ya sea para tomar un rol activo dentro de la organización o para vivir la experiencia de un intercambio en el extranjero, a lo que Karla contestó “anímense a verse como líderes desde el comienzo, puesto que el liderazgo es algo a lo que todos pueden acceder. Una vez hecho, descubrir cuál es el estilo personal de liderazgo de cada quien, pues al hacerlo, les otorgará una brújula para la vida, y permitirá crear su propio sello, que por fuera es muy valioso”, buscando en todo momento hacerlo compatible con lo aprendido en clases para que nuestras acciones tengan como objetivo final el servicio a los demás, y lograr un mejor México apoyando a la sociedad.

 

Banner
Related Posts

Relatos de pandemia

28/09/2021

28/09/2021

Fabiana de la Madrid Sánchez Seamos honestxs, no es ningún secreto que una de las poblaciones que más sufre de...

Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *