23/04/2024 Revista estudiantil de La Ibero

La covid-19 y lxs terapeutas en primera línea

Fabiana de la Madrid Sánchez 

Todxs hemos sufrido de primera mano los impactos mentales de la pandemia. No nos enfoquemos tanto en los impactos físicos del virus, sino en las consecuencias que ha tenido el encierro y la paranoia del virus en nuestras saludes mentales. Ahora pensemos en las y los psicólogos, las y los practicantes de salud mental. Uno llegaría pensar que estos profesionales tienen ya todas las herramientas para poder manejar las nuevas problemáticas que ha presentado la pandemia, pero estaríamos equivocados. A veces se nos olvida que lxs profesionales de salud mental son aparte de practicantes, personas individuales. Cada uno de estos individuos ha tenido una experiencia diferente y compleja de las vivencias en pandemia al igual que ha experimentado sus impactos en la salud mental de una forma distinta. En este artículo hicimos cinco entrevistas a distintos practicantes de la salud mental y psicólogos para así adentrarnos en el tema de cómo ha sido la primera línea para los terapeutas. 

Como dijimos previamente, hay varias problemáticas que han surgido gracias a los impactos mentales de la pandemia en la población. Un estudio reciente prueba que los niveles de ansiedad y desesperación han aumentado a lo largo de la pandemia (Inchausti, García-Povedaa, 2020). Les preguntamos a estos practicantes cuáles fueron las mayores problemáticas que ellos experimentaron como profesionales de salud, a lo cual la mayoría respondió que al inicio de la pandemia su mayor preocupación eran los ingresos, ya que no sabían cómo iría a afectar la pandemia sus consultas. Estos se llevaron una grata sorpresa. Hubo algunos que pudieron adaptarse rápidamente a la dinámica en línea, mientras que otros encontraron más dificultad y admitieron que había una barrera generacional en términos de la tecnología y sus habilidades para utilizarla. 

Al mismo tiempo les preguntamos acerca de qué otras preocupaciones encontraron durante la pandemia y nos explicaron que, hoy en día, su mayor preocupación es la cantidad de trabajo que les ha llegado gracias a la problemática que ha influido la pandemia en los nuevos pacientes. Nos explicaron que gracias a la pandemia ha habido un aumento de demanda de terapia lo cual ha llevado a tener un mayor ingreso, pero menos tiempo para su espacio personal. Algunos comentaron que, gracias a la dinámica en línea, sus pacientes tienen más acceso a contactarlos lo cual puede ser benéfico , pero también perjudicial. Ya que nos compartieron que por más que deseamos poder ayudar a nuestros pacientes en todo momento, gracias a la fácil accesibilidad a los terapeutas algunos pacientes olvidan que estos tienen una vida fuera de la consulta. Este tema no solo afecta la eficiencia del tratamiento, sino también al espacio personal de los terapeutas, el cual se ha visto gravemente afectado en estas épocas pandémicas. 

Otro tema que frecuentemente salió cuando estábamos haciendo las entrevistas con las y los practicantes de salud fue que la dinámica en línea tiene sus ventajas y sus desventajas. Muchos mencionaron que es difícil dar terapia cuando solo se le puede ver la cara a su paciente. Generalmente en la dinámica en videollamada, las personas solo enseñan de la mitad del pecho para arriba, lo cual puede limitar gestos importantes que se podrían interpretar en terapia. También mencionan que no todos sus pacientes tienen la misma calidad de video, por lo cual también puede ser difícil interpretar sus gestos y su voz.  De igual forma explicaron que gracias a la dinámica en línea creen que a veces resulta más fácil cancelar a último minuto que cuando tenían terapia presencial. Ellos nos explican que posiblemente esto tenga que ver con la facilidad de poder mandar un mensaje para cancelar y que dicha cancelación no implica un traslado físico al contrario de como era la dinámica antes de la pandemia. Son estos tipos de puntos que pueden ocasionar problemáticas en la práctica clínica de hoy en día.

Otra problemática relevante que surgió gracias a los impactos de la pandemia en la salud mental fue un aumento en la presencia de trastornos. Ahora, este fue un tema un poco controversial en términos de estadística cuando se lo presentamos a las y los terapeutas, ya que había algunos que señalaban que estos trastornos posiblemente ya existían antes, nada más los pacientes no habían buscado algún tipo de ayuda hasta la pandemia. Mientras que otros atribuyen completamente estos trastornos a la pandemia. Algunos de los trastornos más comunes que se han encontrado estos practicantes de salud son los siguientes: trastorno ansioso generalizado, trastorno depresivo menor, trastorno de pánico y trastornos de fobias sociales. Este tipo de aumento de trastornos y los tipos de diagnóstico no solo complican el panorama de tratamiento en tiempos de pandemia, sino que también llegan a afectar los círculos sociales de los diagnosticados ocasionando más ansiedad y desesperanza social.

Otras preguntas que logramos hacerle a estos practicantes de salud fueron sobre los impactos positivos que tuvo esta nueva ola de concientización sobre la salud mental en la población que ellos tratan. Varios, como previamente mencionamos, nos comentaron que han tenido un aumento en demanda de terapia lo cual ha sido muy beneficioso no solo para ellos sino para la sociedad en general porque, tal como ellos lo plantean, entre más gente se haga responsable de su salud emocional, la calidad de vida y las dinámicas sociales tendrán una mejora. Este me parece un gran avance en la salud mental en México, ya que en un estudio de la UNAM señala que solo 2 de cada 10 mexicanos van a terapia. Otro punto que les pareció importante mencionar es que, aunque estemos regresando a cierto nivel de normalidad, ahora pueden tener consultas tanto en vivo como en línea dependiendo de las necesidades de los pacientes y de sus propios horarios. Algunos de ellos incluso prefirieron adaptar la mayoría de sus consultas a una dinámica en línea, ya que explicaron que hay un menor gasto de tiempo en tráfico y en traslados. Otro punto importante que nos mencionan es que hay varios pacientes que experimentan más comodidad de llevar a cabo la terapia en línea. Como ellos lo plantan le da cierta anonimidad a la consulta, en vez de llevarla a cabo físicamente. 

Aunque el panorama sea incierto, creemos que hay cierto nivel de ventajas que triunfan sobre las desventajas en términos de la consulta terapéutica moderna. Es importante poder tomar en cuenta los aspectos negativos del impacto emocional de la pandemia para así poder afrontar las problemáticas de una manera eficiente y clara como practicantes de salud mental. 

Bibliografía

1. Inchausti, F., & García-Povedaa, N. (2020). La Psicología Clínica ante la Pandemia COVID-19 en España. Obtenido 25 octubre 2021, de https://scielo.isciii.es/pdf/clinsa/v31n2/1130-5274-clinsa-31-2-0105.pdf
2. Los problemas de salud mental a consecuencia de la pandemia son atendidos por el IMSS. (2021). Obtenido 25 octubre 2021, de https://www.imss.gob.mx/prensa/archivo/202107/301
3. Espinosa, M., Zavaleta, J., & Mendoza, D. (2021). Los mexicanos no van al psicólogo. Retrieved 25 October 2021, from https://unamglobal.unam.mx/la-importancia-de-la-salud-mental/
Banner
Related Posts

Relatos de pandemia

28/09/2021

28/09/2021

Fabiana de la Madrid Sánchez Seamos honestxs, no es ningún secreto que una de las poblaciones que más sufre de...

AIESEC y el desarrollo de liderazgo como un medio para fomentar la Paz

29/09/2021

29/09/2021

Jorge Humberto Domínguez Díaz Muchas veces nos preguntamos ¿cómo podemos poner nuestro granito de arena para promover la paz? Esta...

Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *