14/04/2024 Revista estudiantil de La Ibero

La llorona y el reflejo de la sociedad mexicana de su época

  • Felipe Del Orbe

Desde pequeño, las leyendas e historias, no solamente del país, de los pueblos, las ciudades, países extranjeros siempre me han llamado mucho la atención. Siempre he buscado aprender y conocer nuevas historias increíbles, y a veces trágicas, de amor, horror, amistad o traición que involucran personas, dioses o criaturas fantásticas sin saber el porqué de este interés. 

Hace unos días, hablando con un amigo, dijo algo que resonó conmigo y podría ser una de las razones por las que las leyendas me atraen tanto. Él mencionó que todas las mitologías creadas por el hombre nos pueden decir muchísimo sobre la percepción de los roles de género, feminidad, clases sociales y muchas otras cosas, según el momento en el fueron concebidas. Pese a que para él fue un mero comentario, para mí fue la reflexión más grande que había escuchado en un largo tiempo.

Su comentario quedó en mi mente por un largo tiempo y no dejaba de confirmar lo que había dicho: “Claro, la mitología azteca estaba llena de historias sobre cómo guerreros desafiaban a los dioses y cómo a veces resultaban victoriosos y a veces no. Una representación sobre cómo el ser humano, principalmente los hombres, se sobreponían a las adversidades de la naturaleza y gracias a estas victorias, obtenían como recompensa cultivos o herramientas de mucha utilidad.”

Sólo pensaba en historias de culturas prehispánicas que podían ser un reflejo de las ideologías y cultura de tanto tiempo atrás, por lo que surgió en mí la duda:

¿Cuál es la leyenda más cercana a nuestro presente? Y ¿Qué nos dirá ella de la sociedad en la que fue creada?

La respuesta que más rápido vino a mi mente fue la leyenda de la Llorona y para poder analizar lo anterior, necesitaba conocer precisamente lo que contaba.

Resulta que la leyenda puede no ser tan nueva como creía. De acuerdo con Arcocha (2012) las raíces de la historia pueden encontrarse desde los tiempos del imperio mexica, pues ellos creían que el fin del imperio sería anunciado a través de doce avisos, entre los cuales se encontraban que la Diosa Cihuacóatl anunciara la llegada de los conquistadores con un aterrador sollozo a lo largo de los caminos del imperio, llorando por la muerte de sus hijosa manos de los conquistadores. Más adelante, esta versión sería transformada y manipulada con la llegada de los españoles, a partir de sus creencias cristianas y nacionalistas, hasta convertirse en la historia que fue contada de boca en boca y popularizada.

Debido a que la leyenda fue pasada de manera oral, múltiples elementos fueron introducidos a la historia e innumerables variantes fueron surgiendo. Gracias a un estudio realizado por Horcasitas y Butherworth (1963) pudo obtenerse un arquetipo de la historia. Esto se consiguió al analizar más de cien variantes de la leyenda, eliminar elementos específicos y quedarse con aquellos que compartían entre sí. El resultado fue el siguiente:

La Llorona era una mujer de ascendencia indígena mexicana que un día se enamoró de un joven de una clase social mayor a la suya. Después de frecuentarse, concibieron un hijo y a este le siguió otro. Por alguna razón, el joven la abandonó y ella perdió la razón, ocasionando que en su locura ahogara a sus hijos en un río y, más adelante, a ella misma. Debido a lo anterior fue castigada y condenada a que su espíritu vagara por cuerpos de agua o las calles, lamentándose por la muerte de sus hijos y sollozando la icónica frase “¡Aaaaaaaaay mis hiiiiijoooooos!”

La leyenda de La Llorona nos puede dar múltiples datos que ayudan a construir una imagen social y cultural de la época entre la conquista y el virreinato. Nos puede indicar la percepción del amorío durante esos años y los privilegios con los cuales gozaban los hombres en ese entonces, poder tener una esposa y familia y abandonarlos de un día al otro sin alguna duda; puede funcionar como una advertencia para las mujeres sobre elegir bien a su pareja; puede ser una representación sobre las dificultades de ser una madre soltera; puede ser una crítica hacía la sexualidad femenina o, mi interpretación favorita, una simbología sobre la gran cicatriz y profundo dolor que dejó en los indígenas y sus descendientes la conquista española. 

Al final, la historia de la Llorona puede tener una enorme variedad de significados y, como todas las historias, cada persona es libre de darle la interpretación que quiera.

Bibliografía
  1. Arcocha, R. M. S. (2023). La Llorona: mito, genero y control social en Mexico: Accesit XX Premio Victoria Kent (Atenea). Servicio de Publicaciones de la Universidad de Malaga.
  2. Horcasitas, F., & Butterworth, D. (1963). La Llorona. Tlalocan4(3), 204-224.
Banner
Related Posts

La Transición

07/03/2023

07/03/2023

Con la reciente entrada en vigor de la Reforma Electoral impulsada por el presidente se ha generado un intenso debate respecto del estado de la democracia en México. Sin embargo, vale la pena preguntarse: ¿cómo se ha construido la democracia en nuestro país?

EL TOKEN NO-FUNGIBLE COMO EL RETORNO DEL AURA: UN RETROCESO EN EL ARTE

14/10/2021

14/10/2021

Alejandro Scopelli Hoy, en un mundo que pareciera nunca quedarse quieto, aparece una tecnología que logra destacar a pesar de...

Narrativas ficticias de la guerra

16/09/2021

16/09/2021

Alejandro Scopelli Rivas José Felipe del Orbe Jr Valdés Andrés Jiménez Pacheco Abstract Los conflictos bélicos, las batallas y las...

Yo, mujer invisible

21/02/2023

21/02/2023

La historia estudia y expone los acontecimientos y hechos que constituyen al desarrollo de la humanidad. Es la forma en la que el ser humano expresa su linaje y patrimonio. Sin embargo, la historia, como la conocemos, se centra en valores masculinos y pone al hombre como sujeto histórico de estudio, invisibilizando a la mujer y dejando fuera su propia historia. 

La “locura” como identidad del artista

17/09/2023

17/09/2023

En la realidad social en la que vivimos se tiene una aversión a lo anormal y todo lo que no sigue la norma. La “locura” es condenada a unos cuantos y se vive bajo la indiferencia y el rechazo común. En cambio, en el arte sucede un fenómeno totalmente distinto, puesto que la “locura” es aceptada e idealizada. Entre más melodramática sea la obra, mayor será el furor por ella. ¿A qué se deben estos fenómenos?

Bienvenidxs a México: tierra del olvido

20/10/2022

20/10/2022

Sofía García Yo bien sé que el olvido, como un agua maldita, nos da una sed más honda que la...

La Filósofa

28/03/2022

28/03/2022

Cecilia Mulás Rodríguez La filósofa, una figura extraña que aparece esporádicamente entre las palabras compartidas, poco mencionada en las lecciones...

La caída de los narcisos: una invitación a rebelarnos contra el antropocentrismo

16/03/2022

16/03/2022

Francisco Calderón ¡Qué tiempo nos ha tocado vivir a nosotros, humanos del siglo XXI, pues esta es la época de...

La diferencia entre el pasado y el presente: viajar

28/12/2021

28/12/2021

José Felipe Del Orbe Jr Valdés Con el paso del tiempo, es normal que las cosas vayan cambiando, siendo optimizadas,...

¿El Benemérito de las Américas?

07/10/2022

07/10/2022

Felipe Del Orbe Abstract: Benito Juárez fue el presidente mexicano que lideró la nación desde 1858 hasta 1872 y fue...

QUEDÉ INERTE

04/03/2021

04/03/2021

Miscelánea – Sección Poema QUEDÉ INERTE “Le regué” Jesse cree que el merengue es de Quebec. El mes tres, celebré,...

El Origen del día del amor y la amistad

24/02/2022

24/02/2022

Felipe Del Orbe Ya sea que pases tiempo de calidad con tu pareja; les obsequies regalos, flores, chocolates, cartas a...

La felicidad en tribunal

08/09/2021

08/09/2021

Cecilia Mulás Rodríguez Diego Calderón No hay más razón para negarlo: somos un libro en blanco, lanzado al fuego de...

“UNA NAVIDAD MUY MEXICANA”

11/11/2021

11/11/2021

Rodrigo Canales Ya comimos pan de muerto y mientras vivimos los primeros días fríos de otoño y contamos los días...

Entrañas de la tierra

04/03/2021

04/03/2021

Miscelánea – Sección Poema Sergio Emiliano Mancinas Fontalvo Montañas y planicies por igual, desde la conquista tiene su origen, el...

Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *