14/04/2024 Revista estudiantil de La Ibero

Europa y América Latina, regiones en direcciones diametralmente distintas

  • Emilio Cruz López
  • Lorena Remirez

Resumen: La crisis de la democracia y la legitimidad de los autoritarismos han traído un fenómeno complejo de alternancia a gobiernos de centro-izquierda en América Latina, y en su contraparte europea la mayoría son gobiernos de derecha y derecha radical. Pero, hasta qué punto ¿son comparables los fenómenos de izquierda de América Latina y de derecha en Europa? ¿En qué se parecen?

El “fin” de la pandemia evidenció y potenció muchas de las crisis que la civilización internacional estaba enfrentando. Los cambios radicales en la cultura y las ideologías trajeron consigo las visiones “modernas” para solucionar los problemas más grandes del mundo. La crisis de la democracia y la legitimidad de los autoritarismos han traído un fenómeno complejo de alternancia a gobiernos de centro-izquierda en América Latina, y en su contraparte europea la mayoría son gobiernos de derecha y derecha radical. Pero, ¿son comparables los fenómenos de izquierda de América Latina y de derecha en Europa? ¿En qué se parecen?

La derecha radical europea trae consigo una variedad de temas que van desde el nacionalismo excluyente hasta el autoritarismo. Sin embargo, podríamos sintetizar su bandera en tres pilares que coinciden en todos los movimientos europeos: la xenofobia, el populismo antisistema, y la exaltación étnica de la nación junto con la oposición a la educación con perspectiva de género. En síntesis, el ser fiel a estos movimientos trae como “recompensa” la creación de una identidad exclusiva que señala un grupo específico de culpables (Rodríguez-Aguilera 2013).

La ola de gobiernos de extrema derecha en el continente europeo comenzó desde 2015 y se creía que había terminado para el inicio de la pandemia en 2020. Sin embargo, la reciente de Georgia Meloni en Italia, la ratificación al gobierno de Viktor Orbán en Hungría, el ascenso del grupo de extrema derecha de los “demócratas” de Suecia y el apoyo a agrupaciones como “Alternativa para Alemania” con tintes neonazis, entre otros eventos, reafirman que la ala extremista está más viva que nunca y tendrá un papel importante en la configuración de la agenda política regional de Europa, así como también en su papel en el mundo (Huygens, 2012). 

El fortalecimiento de agrupaciones que se basan en plataformas antiinmigrantes, nacionalismos históricos, rechazo a derechos de la comunidad LGBTTIQA+, e incluso el retroceso en cuestiones básicas como promover la no violencia contra las mujeres son temas que se ponen en duda en gobiernos como los de Polonia han encontrado su fuerte apoyo.

La raíz del fortalecimiento de estos movimientos en Europa reside en el hecho de que se les ha permitido institucionalizar estas ideas para convertirse en su mayoría en partidos políticos. La cuestión es que el institucionalizar les ha dado legitimidad, mayor alcance y fortalecimiento indirecto reforzando su poder de convocatoria. En términos generales esto explica el fortalecimiento de la derecha en general, con el ala radical y extremista se está generando más apoyo porque los partidos se están acercando cada vez más a estas posiciones en vez de la moderación (Cas 2007).

Estamos hablando de una normalización de los radicalismos políticos, y si realmente se busca entender el fenómeno, es necesario entender a detalle la historia individual de cada país que se ha volcado a los extremos, pero también comprender la lógica internacional que obedecen. Por ejemplo, con respecto a la oposición a la migración, con las nuevas olas de inmigración de los últimos años la comunidad migrante se ha hecho cada vez más presente, y con esto, se ha generado una reacción violenta por parte de los sectores de la sociedad más opuestos a la multiculturalidad. La crisis de los refugiados en Europa en 2015 y 2016 fue un catalizador importante de estos sentimientos de oposición. Sí es un proceso gradual, pero que con el paso del tiempo se ha fortalecido.

Por otro lado, tenemos el caso contrastante de América Latina. El reciente triunfo de Lula en Brasil vino a reafirmar la teoría de muchos analistas internacionales sobre lo que está pasando políticamente en la región de América Latina: una nueva ola de izquierda. Si bien esta la podríamos denominar como “la segunda ola” (la primera siendo en los años 2000), esta es especialmente relevante porque ahora, el movimiento cuenta con dos integrantes que no se unieron a la ola anterior: México y Colombia. Ambos países se habían mantenido al margen de estos movimientos políticos por razones propias. En México, la democracia estaba naciendo con la reciente creación del Instituto Federal Electoral, y la derrota del partido hegemónico que dominó el país durante 70 años: el Partido Revolucionario Institucional (PRI); régimen al que Mario Vargas Llosa llamó “la dictadura perfecta”. Por otro lado, Colombia atravesaba condiciones complicadas en crimen y violencia, lo que había imposibilitado a la izquierda acceder a la presidencia. (Lissardy, 2022)

¿Qué es lo que ha llevado a la izquierda a ganar la confianza del electorado a lo largo y ancho de América Latina? La realidad es que la izquierda y el sistema electoral en la región responde a una lógica particular y propia; pero el común denominador es uno: la desigualdad. Si algo tienen en común todos los países que integran la región, es la desigualdad en la concentración de la riqueza; que se acumula en las manos de unos cuantos, dejando a altos porcentajes de la población en condiciones de pobreza. (Escobedo, 2022) Aunado a esta problemática que no es para nada nueva, la crisis económica desatada a como consecuencia de la pandemia por COVID-19 ha generado estragos importantes en el desarrollo de la región que ha despertado nuevas dinámicas y preocupaciones en los votantes. Lo que se estima, es que aquellos votantes identificados como de “centro”, se han visto impactados por estas nuevas problemáticas, dándole su voto a la izquierda con la esperanza de generar un cambio que se encamine más hacia un Estado de bienestar y una justicia social. 

Ahora, ¿qué relación podemos ver entre ambas regiones y ambos fenómenos políticos? Por un lado, en ambos continentes se han fortalecido los liderazgos con sus respectivas ideologías en gran parte por el disgusto social y popular de las clases “tradicionales” políticas privilegiadas. 

Por otro lado, el populismo, que es un concepto que se ha prestado a muchas interpretaciones y manifestaciones, se podría delimitar que es una herramienta política que ha sido empleada en movimientos de izquierda y derecha para polarizar a la sociedad entre una élite económica, política y en algunos casos empresarial que actúa singularmente para proteger sus propios intereses, mientras que para este “líder” existe otro bando que no es indiferente a las necesidades del verdadero “pueblo” en el que él cree. (Politico 2022). 

El populismo suele estar relacionado con el autoritarismo, ya que la obediencia singular a un solo liderazgo le otorga el valor de desarrollar formas de gobierno autoritarias, pero en el discurso se mantienen como democráticos. Sin embargo, es importante recalcar que el populismo se puede dar en ambos espectros políticos, tanto de derecha, como de izquierda.

Cada región trae consigo sus diferencias para explicar el crecimiento de ciertos movimientos, sin embargo, es un hecho que la desigualdad del ingreso es un factor común para explicar, por un lado, el crecimiento de la derecha radical en Europa y por el otro, la izquierda en América Latina. (Turkewitz 2022).

Podríamos preguntarnos: ¿realmente existe una fórmula para detener los extremismos políticos? Como punto de partida es importante promover la mitigación de las ideas más radicales, buscar el consenso y particularmente no normalizar estas ideas. Estos fenómenos de extremismo, populismo y polarización excesiva, son más frecuentes en periodos de crisis económica, social o política. 

Es un hecho que en Europa se está conformando un entorno hostil para la mayoría de las minorías, tanto étnicas como también sexuales. En Italia y Suecia por ejemplo, el eje es el hecho de que la derecha radical es vista socialmente como una derecha moderada, se está produciendo una tergiversación del mismo movimiento, no es que se estén moderando las propuestas más polarizantes, es más bien que que la corriente principal de la derecha se está radicalizando cada vez más. Esto también sucede en Dinamarca en dónde las propuestas del centro no son muy diferentes a las propuestas de la derecha radical; deben buscarse las diferencias para no legitimar a la agenda más radical (Turkewitz 2022).

Dentro de Europa quizás es temprano todavía para mencionar que existe una colaboración internacional de las derechas radicales. Todavía existen diferencias importantes en temas relevantes como lo son la intervención rusa en Ucrania. El gobierno de Meloni tiene diferentes voces que apoyan la intervención, mientras que otros no lo hacen. La derecha de estos tintes está dividida, pero al mismo tiempo está creciendo, generando redes más fuertes que hace diez o quince años (Turkewitz 2022). Por otro lado, América Latina parece estar fortaleciendo cada vez más a la izquierda. Pero como hemos visto a través de la historia, el péndulo eventualmente se acercará más a la derecha que a la izquierda, hasta que llegue el agotamiento de ese modelo de desarrollo también.

Finalmente, no se debe olvidar que la derecha radical tanto en Europa como en América Latina, así como también la izquierda, buscan la misma base de apoyo popular; y una cosa es segura: la desigualdad es el catalizador de este siglo, es el factor que más polariza y divide generando heridas irreconciliables.

Bibliografía

1. Deutsche Welle (www.dw.com). (s. f.). Pobreza en América Latina: niveles no vistos en casi 30 años. Disponible en: https://www.dw.com/es/pobreza-en-am%C3%A9rica-latina-niveles-no-vistos-en-casi-30-a%C3%B1os/a-63467143 
2. BBC News Mundo. (2022, 29 junio). En qué se diferencia la nueva ola de izquierda en América Latina de la “marea rosa” que surgió hace dos décadas. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-61977393
3. Rodríguez-Aguilera, Cesáreo. Euroescepticismo, eurofobia y eurocriticismo. Los partidos radicales de la derecha y la izquierda ante la Unión Europea. Barcelona:
4. Huygens, 2012. English edition: Euroscepticism, Europhobia and Eurocriticism. The radical parties of the right and left vis-à-vis the European Union. Brussels: PIE/ Peter Lang, 2013.
5. Mudde, Cas. Populist radical right parties in Europe. Cambridge: Cambridge University Press, 2007.
6. Politico. 2022. Understanding Europe’s shift to the right . septiembre. Último acceso: 13 de noviembre de 2022. https://www.politico.eu/article/understanding-europes-shift-to-the-right/.
7. Turkewitz, Julie. 2022. As Latin America Shifts Left, Leaders Face a Short Honeymoon . julio. Último acceso: 13 de noviembre de 2022. https://www.nytimes.com/2022/07/31/world/americas/latin-america-leftist-leaders.html.
Banner
Related Posts

El Perú ingobernable: Finalmente, cae Castillo

16/12/2022

16/12/2022

¿Qué pasó en Perú este miércoles 7 de diciembre? La respuesta rápida efectivamente es que el Congreso destituyó al presidente Pedro Castillo, y la vicepresidenta, Dina Boluarte, tomó el cargo vacante para instaurar un gabinete lo más pronto posible. Pero ¿qué pasó? ¿Qué llevó a Pedro Castillo a ser el quinto presidente en 5 años? La respuesta es más compleja.

La conciencia de los países

09/11/2023

09/11/2023

¿Sirve de algo las resoluciones de la ONU?

Ganó Milei: otro triunfo para la extrema derecha

22/11/2023

22/11/2023

La ultraderecha triunfa de nuevo en América Latina este domingo con la elección de Javier Milei como el siguiente presidente de Argentina.

Soy judía, sionista y pro Palestina… Y sí, todo al mismo tiempo

23/03/2023

23/03/2023

Toda mi vida me he visto dentro de una eterna encrucijada, me han obligado a escoger: O eres sionista y apoyas al Estado de Israel a toda costa, o eres pro Palestina y entonces eres de izquierda, te lavaron el cerebro o eres demasiado liberal. Sin embargo, durante los últimos años he tomado el gran reto de abrirme a nuevas perspectivas y he descubierto algo maravilloso, algo que muchos piensan que se contradice pero estoy segura de que ambos conceptos pueden coexistir. ¿Cuesta trabajo? Sí. ¿Es fácil? No. ¿Es mi responsabilidad como ser humano conectar mi identidad con derechos humanos fundamentales? Sí.

Afganos sí, centroamericanos no. La dicotomía de los migrantes en México.

21/09/2021

21/09/2021

Mariana González Valenzuela   La migración es un proceso sumamente complejo para cualquier individuo que se enfrente a él. En...

Somos personas andando en un mismo mar…

06/11/2023

06/11/2023

Desde hace semanas no paramos de leer en los encabezados de las noticias, enunciados sobre la guerra en Medio Oriente… y yo sólo puedo pensar en quiénes son las personas más vulnerables, aquellas que más pierden y menos posibilidades de sobrevivir tienen

¿No intervención o espectador del desmoronamiento de la democracia?

19/11/2021

19/11/2021

Natalia Sepúlveda García Resumen: La democracia peligra en Nicaragua y las elecciones generales que fueron llevadas acabo el pasado 7...

EL CONFLICTO EN SUDÁN: LAS BRUTALES CONSECUENCIAS DE LOS GOBIERNOS MILITARES

04/05/2023

04/05/2023

Sudán ha sido invadido recientemente por una ola más de violencias al interior de su territorio. Se han dado nuevos altercados entre el ejército sudanés y los grupos paramilitares que un día colaboraban con el gobierno en turno. Estos altercados han dejado ya miles de civiles muertos y heridos, y lo que preocupa aún más es que no parece que haya una solución aplicable en el corto plazo; por el contrario, las revueltas y enfrentamientos se vuelven cada vez más violentos y complejos. Al momento, numerosos cuerpos diplomáticos de distintos países (incluido el mexicano) han sido evacuados del país debido al conflicto armado.

La crisis mundial de refugiados: fallas sistémicas en atención a los desplazados

14/10/2021

14/10/2021

Daniela Caire Barranco Un análisis de las fallas básicas que hay en la atención a los refugiados es clave para...

Roe v. Wade: La revocación de los derechos reproductivos en EE.UU

25/06/2022

25/06/2022

Lorena Remírez Valenzuela Síntesis: Desde la filtración del borrador de opinión de la Suprema Corte de Justicia estadounidense con relación...

Las judías también son mujeres

30/11/2023

30/11/2023

Hoy escribo con el corazón roto, pero, sobre todo, furiosa por la opresión que han sufrido las mujeres judías las últimas semanas, completamente invisibilizada por los grupos feministas, en total olivos. Cada quien vive su lucha.

ROE vs. WADE: Lo personal es político

28/12/2021

28/12/2021

Lorena Remírez Valenzuela El debate sobre el derecho a decidir en Estados Unidos ha tomado relevancia de nuevo a partir...

Una sociedad multi planetaria para un mundo desigual

12/10/2022

12/10/2022

Yael Waisser Cheja El interés por la colonización y explotación por recursos espaciales ha crecido exponencialmente durante los últimos años....

El 68 desde una mirada internacional

02/10/2023

02/10/2023

El año de 1968 enmarca uno de los episodios más significativos en la historia moderna de México. El movimiento estudiantil representó una de las primeras manifestaciones de oposición al régimen priísta2. La represión desmedida a las protestas, llevada al extremo con la masacre en la Plaza de Tlatelolco, evidenció la crisis del aparato político mexicano y se convirtió en un trágico capítulo de una larga serie de violaciones a derechos humanos perpetrados por el estado mexicano. Sin embargo, contrario a lo que se podría pensar, este movimiento no fue una muestra aislada en el mundo, representó una fase de la historia que persiguió cambios en la estructura de poder.

La Guerra Informativa y el bombardeo mediático

02/03/2022

02/03/2022

Natalia Sepúlveda García La situación de Ucrania no es la primera guerra que vemos plasmada en redes sociales, con fotos...

Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *