13/07/2024 Revista estudiantil de La Ibero

Los Efectos de la Depresión en Bebés

  • María José Argüello Bonilla

Síntesis

Regularmente cuando se habla del embarazo se piensa inmediatamente en los cuidados básicos del bebé y en su salud física, dejando de lado un aspecto muy importante, el cual podría afectar gravemente al bebé y su futuro;  esto es la salud mental de la madre durante y después del embarazo. En este artículo hablaremos sobre los efectos psicológicos que tiene la relación madre e hijo para el futuro del bebé.

 

El embarazo es asociado, en la mayoría de los casos, con la felicidad, sin embargo no necesariamente es así, ya que hay mujeres que sufren de depresión desde que el feto se está gestando, y esto tiene implicaciones graves en la salud mental del bebé. Científicos examinaron un grupo grande de mujeres embarazadas, en el cual la mitad de ellas sufrían de depresión no tratada. Los resultados demostraron que el periodo de embarazo es más corto, pero lo que más llamó la atención de los científicos fue el efecto que la depresión había tenido en los pequeños. 

 

Para empezar, los bebés de las madres que tenían depresión eran más hiperactivos, lloraban más y tenían niveles más altos de cortisol (hormona asociada al estrés); este comportamiento se comprobó en bebés con apenas días de nacidos. Los bebés también eran más sensibles al sonido y al frío, 1 año después se volvió a analizar a los bebés y se observó que los niveles de cortisol eran mucho más altos, esto provoca que situaciones que deberían de ser normales para un niño sean más difíciles para estos bebés.

 

Los signos de estrés de la madre gestante se transmiten por la sangre de la madre al bebé, quien también puede sentir el rechazo por parte de ella, y este actuará en su entorno conforme a este sentir negativo. Siendo así, se verá afectado el vínculo afectivo madre e hijo ya que, desde el inicio, existe un rechazo. 

 

Lo preocupante de esta situación es que se aumenta el riesgo de que estos niños desarrollen un trastorno mental, que podría ser: depresión, ansiedad, trastorno antisocial, etc. Al nacer, va a depender mucho de la crianza, cuidados y atención que la madre (o la figura parental) le brinde al niño, si esto no se hace apropiadamente y con responsabilidad hay una gran probabilidad de que se desarrolle algún trastorno de la personalidad. Esto es porque el vínculo afectivo le enseña al bebé el primer modelo a seguir para entablar relaciones interpersonales, además de que fomenta la sensación de seguridad y autoestima.

 

 El generar un buen vínculo con la madre es fundamental para las futuras relaciones sociales del bebé, y este se empieza a desarrollar desde el embarazo y continúa al nacer, aspectos como si la madre amamantó o no al bebé, si lo cargó al nacer, entre más, influyen en la relación madre e hijo. Los niños con problemas de vínculo afectivo suelen ser rebeldes, desafiantes de la autoridad, manipuladores, con falta de conciencia y responsabilidad por los demás e incapaces de adaptarse a las reglas; estas son características de una persona con un trastorno de la personalidad, lo cual resulta ser un riesgo tanto para el mismo niño y como para su entorno.

 

Es importante darnos cuenta que la maternidad va más allá de cubrir los cuidados y necesidades básicas del bebé, desde lo que percibe el en su gestación, las experiencias que va teniendo en su crecimiento, sus relaciones, eduación, desarrollo de traumas, etc; serán determinantes en cómo el bebé será, comportará y desarrollará de más grande. 

 

El rechazo desde bebé no es solo la falta de cariño, sino que genera cambios químicos en el cerebro los cuales influyen de gran manera en el crecimiento y futuro del niño, creando un daño inevitable en la psique de él. Sin embargo, con una crianza apropiada y sana en todos sus sentidos (necesidades básicas, enseñanza de valores, relaciones, exposición a estímulos, etc)  se puede evitar el desarrollo de serios problemas mentales.

bibliografía

1. García, E.( 2016).Vínculo madre-hijo.Salud Canales Mapfre.https://www.salud.mapfre.es/salud-familiar/bebe/cuidados/vinculo-madre-hijo/

2. Rodríguez, J.(2017).Aspectos psicológicos y emocionales durante la gestación y el puerperio.Sergas.https://www.sergas.es/Asistencia-sanitaria/Documents/1189/7_1_Mesa_SMental_1_aspectos%20psicoloxicos_emocionais.pdf
Banner
Related Posts

Hablemos del Body Shaming

15/09/2021

15/09/2021

María José Argüello Bonilla  ¿Alguna vez has practicado body shaming o has sido víctima de este? Lo más probable es...

La educación en pro de la salud

12/10/2021

12/10/2021

Samantha Hernández García Síntesis: La actual pandemia por COVID-19 ha demostrado que lo más importante que debemos conservar para nuestro...

Mindful Eating

22/02/2022

22/02/2022

María José Argüello Bonilla ¿Te has preguntado si tienes una relación sana con la comida? El mindful eating va más...

Conexiones reales

05/04/2022

05/04/2022

Daniel Argumedo Martínez Ricardo Díaz “El simple hecho de prestar atención establece una conexión emocional, en cuya ausencia, la empatía...

Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *