14/04/2024 Revista estudiantil de La Ibero

La mujer desechada

  • Regina Laura Ruiz Figueroa

En México, especialmente fuera de las grandes urbes, frecuentemente se escucha hablar a la gente sobre las “quedadas” o “solteronas”; mujeres que, en la percepción social, no lograron concretar un compromiso romántico y que son vistas como rezagos sociales. Junto a ellas, también se escucha acerca de las “malqueridas”, refiriéndose a las mujeres que han sido abandonadas por su pareja. Estas etiquetas, que frecuentemente están presentes en nuestro inconsciente colectivo —debido a incontables relatos, películas, canciones y mitos—, condenan a la mujer a tener que luchar a garra y diente por tener una relación para no ser un deshecho social e, incluso, la condenan a asumir los abusos y problemas de la relación con sumisión, para no ser vista como una villana.

 

En primera instancia, en México, es común victimizar a las mujeres a través del concepto del Marianismo, que no es sino una serie de normas y valores de origen latinoamericano, que considera que las mujeres, como personas “equiparables” a la Virgen María, deben ser pacientes, sexualmente puras, tolerantes ante las dificultades, sumisas ante los otros y madres que lo sacrifican todo por los hijos y la pareja. Aunque, en México, frecuentemente los hombres abandonan los hogares y dejan a las mujeres cuidar a los hijos, el enfoque social de este evento es exclusivamente sobre la mujer, sobre cómo es “pobrecita”; pues se espera que ella asuma los problemas y cargue con sus pesares con “buena cara”, pues, si no, habrá un castigo social. 

 

Así pues, centrarse plenamente en la victimización de estas mujeres desvía la atención de la problemática principal, que es el frecuente abandono por parte del esposo, y las reduce a una definición limitante que termina por ser ahogante. Con todo esto, la sociedad convierte a las mujeres en mártires y reduce su expresión humana a su expectativa sobre ellas, inspirada totalmente por el Marianismo. Aparte de las dificultades de su situación, se les suma una condena en la que, de no cumplir con la etiqueta de sumisión, terminan por ser vistas y descartadas como villanas. Mostrar enojo, tener otras parejas o resentir la situación son todas causas para considerarlas “malas mujeres”. Quienes que se oponen a ser símbolos virtuosos del abandono, fácilmente, pasan a ser “difíciles”, “indeseables” y parejas que “no supieron mantener al esposo”. La mujer que decidió separarse o que decidió mostrar enojo termina siendo estigmatizada y aislada socialmente, pues no es pura y, seguramente, “ella se lo buscó”. 

 

Este fenómeno se replica incluso a nivel “micro”, es decir, en las relaciones cotidianas, y en todos los sectores de la población. No es ajeno ni desconocido que una mujer que termina una relación a veces sea vista con incomodidad por parte de los demás, con una extrañeza o incertidumbre sobre cómo abordarla o considerarla, ahora que está soltera. Quizás, sin pensarlo, se emiten juicios y se evalúa su éxito o fracaso. Sin duda, aún se le da demasiado peso al estatus relacional de una persona para precisar su valor y la forma en la que debe ser tratada; y, una vez que dicho estatus se introduce a la conversación, cambia toda la perspectiva que tenemos sobre la persona, debido a las etiquetas sociales que hemos internalizado.

 

Esta situación termina por ser una espada de doble filo, en la cual, cualquier mujer que termine una relación debe elegir cuál será su condena social: sufrir en silencio o ser recriminada y expulsada. No es de sorprender, entonces, que muchas mujeres permanezcan en relaciones insatisfactorias o tóxicas aunque no lo deseen, o que, constantemente, estén buscándolas; pues su valor social depende de estar y seguir con alguien, aunque no sean felices. Recordar a la “quedada” y a la “malquerida” es una llamada a apoyar y reconocer el valor que tienen las mujeres cuando salen de cualquier relación o, simplemente, deciden no entrar a ninguna. Estos conceptos no están alejados de nosotrxs y existen en todo nuestro aprendizaje social. Detenernos para hacer consciente la forma en que estamos observando a lxs demás, permite que dejemos de atribuir, aunque sea parte de su valor, a una percepción de éxito/fracaso, ligada a su comportamiento o desempeño alrededor de las relaciones. Abramos los espacios para que todxs puedan expresar toda la dimensión de su persona y sus relaciones, sin enjuiciar los hechos.

Banner
Related Posts

El género como constructo social, pero ¿qué hay del sexo?

01/03/2022

01/03/2022

Arlette García Herrera ¿Qué es el sexo? Conforme a la Organización Mundial de la Salud (2018), el sexo consiste en...

La justicia no se negocia

24/05/2022

24/05/2022

Miriam Esperanza Martínez Muñoz Andrea Casasola Fotografía: Instagram @justiciaxmonse Síntesis: En México la violencia contra la mujer en sus diferentes...

“A” de Amor y Anarquía

25/11/2022

25/11/2022

En las utopías que soñamos cada noche, ¿acaso nos hemos detenido a pensar en el amor como instrumento de la revolución? ¿Elegiríamos amar del mismo modo si se nos hubiera ofrecido un lienzo en blanco a pintar con la libertad de quienes somos? 

Estereotipos emocionales ¿Endulzados o encarcelados?

24/11/2021

24/11/2021

Giovanna N. Montes Al referirnos a los estereotipos de género hablamos del conjunto de creencias sobre los aspectos determinantes de...

Hermana, yo te creo

17/03/2022

17/03/2022

Giovanna Montes  El feminismo no es una moda. Jamás estará en tendencia la necesidad de hacer válidos nuestros derechos. Jamás...

Feminismo aesthetic

24/04/2023

24/04/2023

Pasados ya dos meses del 8 de marzo, me quedan varias inquietudes sobre cosas que vi, sentí y viví. Esta es mi crítica hacia acciones que vi rodeando al 8M esperando crear conversaciones, reflexiones y diálogos que nos lleven a ser mejores personas y posteriormente mejores feministas. 

Breve recorrido histórico del feminismo

28/04/2021

28/04/2021

Paulina Salmun Zagha ¿Qué es el feminismo? A viva voz gritamos: ¡arriba el feminismo! Pero… ¿Qué es el feminismo realmente?...

El odio mata

17/11/2023

17/11/2023

Recuerdo mi primera columna para La Pregonera donde hablaba sobre el movimiento feminista transexcluyente. Hoy, creo que es importante ir más allá del feminismo. Este es para todos aquellos que dicen que no tienen que respetar que alguien se identifique como quiere. Que están en contra de que una persona tenga la identidad que decide. Para aquellos que dicen que la defensa ante el genocidio es terrorismo. Para todos los que no dejan que la gente sea.

La delgadez como imposición patriarcal a las mujeres

19/03/2021

19/03/2021

Andrea Guerrero Chiprout “Podríamos decir que el cuerpo de la mujer es una especie de pizarra sobre el cual el...

Islamofobia con perspectiva de género

19/10/2023

19/10/2023

Como hemos podido notar en estos últimos días con lo que sucede en Palestina e Israel, ha habido un resurgimiento en la islamofobia y los discursos de odio en contra de poblaciones árabes. Los ataques de Hamas son indefendibles, al igual que las acciones de Israel.

Vulnerabilidad Silenciada: El Desafío de las Mujeres Migrantes en un Mundo en Movimiento

28/08/2023

28/08/2023

En un planeta en constante movimiento, donde las fronteras se desdibujan y las culturas se entrelazan, las historias de migrantes se convierten en narrativas centrales de nuestro tiempo. Sin embargo, hay una voz que, a menudo, queda opacada en medio de este coro: la de las mujeres migrantes. Detrás de las estadísticas y titulares, se oculta una dura realidad que enfrentan, una vulnerabilidad intrínseca que merece atención y acción.

Cuerpos esclavos y Cuerpos verdugos: la belleza como violencia física

26/11/2021

26/11/2021

Arlette García Diego Calderón La belleza es un fenómeno innegable de nuestra experiencia en esta vida y si bien su...

Mujeres indígenas, una lucha histórica en un contexto de doble discriminación

21/03/2021

21/03/2021

Melanie Gonzalez Naranjo Las mujeres indígenas tienen dos medios de presión hacia su condición, el ser mujer y el de...

La importancia del pensamiento crítico más allá de la teoría

15/09/2023

15/09/2023

Una parte fundamental de conocer nuestro lugar dentro del sistema capitalista, racista, patriarcal y ecocida en el que vivimos es leer teoría. Sin embargo, creo que existe algo más importante que la teoría nos puede dejar más allá de citar palabras de memoria: el pensamiento crítico y el cuestionamiento. 

Qué miedo ser mujer

18/03/2021

18/03/2021

Beatriz Reyes García En los últimos días he tenido diversos sentimientos encontrados, pues el Día Internacional de la Mujer y...

Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *