12/07/2024 Revista estudiantil de La Ibero

El sistema de justicia penal: una resistencia misógina

  • Autor: Milton Andrés Martínez Molina
  • Editora de contenido: Cecilia Gabriela Rodríguez Quintero
  • Editora de estilo: Renata Romero Guzmán

El ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos ha sido un motivo para criminalizar a las mujeres en las esferas públicas y privadas. Las instituciones de impartición de justicia, no conformes con establecer estructuras patriarcales que afectan desproporcionadamente a las mujeres, han diseñado rutas perversas para la criminalización del derecho a decidir sobre su propio cuerpo. 

En la última década, los movimientos y luchas feministas han tenido un avance sustancial y han puesto en la discusión publica la necesidad de modificar las disposiciones jurídicas que castiguen el aborto, a pesar de que existen muchas resistencias patriarcales y machistas; el paso ha sido firme y se han ganado logros sustanciales como lo fue recientemente el histórico fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que declaró inconstitucional su penalización.

Hasta el mes de enero del 2022 el Instituto Federal de la Defensoría Pública Federal detectó alrededor de cien casos de personas encarceladas en el país por el delito de aborto o de homicidio en razón de parentesco, dato que dio a conocer el Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, en conferencia de prensa realizada el miércoles 16 de enero.

Como se mencionó antes, el aborto no es el único delito por el cual castigan a las mujeres por el hecho de no cumplir con los estereotipos y roles de género, de forma general se criminaliza a las mujeres por haber sido víctimas de emergencias obstétricas o partos fortuitos, de este modo las mujeres pueden tener penas de 2 a 6 años de prisión por aborto (en algunas legislaciones estatales sigue siendo vigente esta clasificación penal), de 8 a 20 años por infanticidio o, en muchos casos documentados, ser condenadas hasta 60 años cuando se les imputa el delito de homicidio (con agravantes como razón de parentesco). 

Además de las penalidades de privación de libertad, se prevén penas accesorias como el pago de multas que pueden ir desde las 20 a 300 Unidades de Medida y Actualización (entre $1,737.60 $26,064.00 pesos M.N.) y reparaciones del daño que en algunos casos exceden de los 500 mil pesos y que en muchos de los casos los beneficiarios son sus parejas sentimentales quienes cometen violencia familiar por el simple hecho de ser progenitor del producto de la concepción.

El hecho de que la Corte haya determinado que el aborto no debe ser considerado un delito y que las mujeres que se encuentren en la cárcel por este supuesto deben recuperar su libertad, es solo uno de los muchos pendientes que tiene el Estado mexicano para disminuir las brechas de desigualdad e injusticia que aquejan a las mujeres. 

Sin embargo, esto no es suficiente toda vez que las autoridades siguen dando vuelta a la ley para castigar por otras vías a las mujeres que por algún motivo tuvieron que interrumpir voluntaria o involuntariamente su embarazo, en cualquiera de los casos, la judicialización de los casos tanto de aborto, ya sean realizados con plena conciencia o espontáneos, y los homicidios de los que les acusan (cuando hacen uso de esta clasificación para referirse al aborto), develan una cruda realidad del sistema de justicia en México, es decir, pone en evidencia que lejos de tener la intención de imponer sanciones coherentes que respondan al objetivo del derecho penal y al respeto máximo a los derechos humanos, la motivación de las actuaciones de agentes del sistema judicial, es el castigo de las mujeres que rompen con su rol impuesto de ser madres y el reproche social y moral que se atribuye en un segundo grado de forma paralela.

Lo cierto es que, a pesar del fallo de la corte, las autoridades penitenciarias no han dado suficiente movimiento ni agilidad en la revisión de los casos que se encuentran involucrados con la interrupción voluntaria del embarazo, y es que la opacidad con que se manejan las instituciones de justicia hace aún más difícil poder encontrar la ruta para que los casos sean analizados y defendidos con base en estándares de derechos humanos y con perspectiva de género.

Según dados por la Secretarías de Seguridad Pública, existían 83 personas en prisión preventiva por el delito de aborto, 44 de las cuales son mujeres; así como 53 personas en prisión definitiva, entre las cuales, 19 son mujeres, para el periodo de enero de 2007 a diciembre de 2016. 

De las entidades que reportaron mayor número de mujeres en prisión definitiva (Baja California, Durango y Quintana Roo) solo la primera aparece también entre las entidades que reportaron mayor número de denuncias, juicios y sentencias. En comparación, una cantidad importante de entidades reportaron no contar con la información solicitada, lo cual dificulta conocer con exactitud la situación a nivel nacional acerca del número de mujeres privadas de libertad por el delito de aborto.

Asimismo, es difícil conocer los contextos y analizarlos de forma conjunta toda vez que las características de interseccionalidad obligan a realizar análisis diferenciados que procuren el óptimo respeto de los derechos humanos de cada mujer en conflicto con la ley penal. 

En este sentido la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) realizó un Pronunciamiento para la adopción de acciones urgentes a favor de las mujeres en prisión preventiva o sentenciadas que se encuentran internas en los centros penitenciarios del país por la comisión de delitos relacionados con la interrupción de su embarazo, a la luz de la sentencia emitida por la SCJN en donde se hace un puntual seguimiento a las acciones que se han emprendido desde la resolución y cuales son las inconsistencias que las autoridades jurisdiccionales han llevado a cabo en las investigaciones y procesos penales. 

En este pronunciamiento la CNDH detalla que del análisis realizado en los centros penitenciarios de todo el país encontraron por lo menos 41 casos potenciales, de hechos relacionados con temas de aborto, sin embargo la mayoría de estos casos fueron tipificados como homicidios con agravantes sobre el parentesco, lo que descarta de tajo la posibilidad de incorporarse a los supuestos que la Corte estableció y sólo 3 de ellos cumplen con las características para que puedan ser beneficiarios del amparo resuelto.

La justicia para ellas sigue en espera, opacada por trámites burocráticos que ni los mismos centros penitenciarios, ni los jueces de ejecución, tampoco los defensores de oficio han podido atender para poner en inmediata libertad a las mujeres que llevan en prisión por varios años por este delito. 

Es imperante subrayar que las mujeres que están siendo criminalizadas y sentenciadas por delitos que penalizan la muerte del producto del embarazo, pasan por los mismos procesos tortuosos en los hospitales o centros de salud, donde son tratadas como criminales; se enfrentan a la persecución y acoso de agentes policiales y ministeriales que las acusan e interrogan mientras ellas se encuentran aún hospitalizadas. 

En muchas ocasiones, las mujeres que deciden interrumpir su embarazo de manera voluntaria, son víctimas de violencia obstétrica y son llevadas a los Centros de Reinserción Social cuando están en plena recuperación, donde generalmente, sufren de tratos crueles, inhumanos y degradantes por parte de las autoridades y la misma población penitenciaria por ser “asesinas” y “malas madres”. 

El sistema de justicia penal en México es a todas luces machista, y no tiene empacho en ocultar sus vicios, mucho menos la ineficiencia y la injusticia que pone en la cárcel no solo a las mujeres, sino a las que se caracterizan por vivir en contextos interseccionales, y que por dichas condiciones son sentenciadas a vivir los estragos y vulneraciones de una manera más cruda en los centros de reinserción social del país.

Bibliografía

1. GIRE. Informe Maternidad o Castigo. La criminalización del aborto en México. 2018. Pág. 69. Información disponible en: https://gire.org.mx/wp-content/uploads/2019/11/Maternidad_o_castigo.pdf
2. CNDH. (2022) “PRONUNCIAMIENTO PARA LA ADOPCIÓN DE ACCIONES URGENTES A FAVOR DE LAS MUJERES EN PRISIÓN PREVENTIVA O SENTENCIADAS QUE SE ENCUENTRAN INTERNAS EN LOS CENTROS PENITENCIARIOS DEL PAÍS POR LA COMISIÓN DE DELITOS RELACIONADOS CON LA INTERRUPCIÓN DE SU EMBARAZO, A LA LUZ DE LA SENTENCIA EMITIDA POR LA SCJN”. Disponible en: https://www.cndh.org.mx/documento/cndh-presenta-pronunciamiento-para-la-accion-de-medidas-urgentes-favor-de-las-mujeres-en
Banner
Related Posts

Elecciones presidenciales en Francia: ¿Están en riesgo los Derechos Humanos?

23/03/2022

23/03/2022

Emilio Cruz López Cecilia Rodríguez Ricardo Díaz ¿Francia sigue siendo ese país garante de los Derechos Humanos o realmente se...

Del dolor a la acción en los movimientos de familiares de víctimas de violaciones graves de derechos humanos

04/05/2023

04/05/2023

Es común que cuando hablemos de dolor (sea físico o mental) lo asociemos con la inacción, ya que este nos paraliza en muchas ocasiones, provoca miedo por desconocer qué implicaciones puede tener en el futuro inmediato. Sin embargo, en el caso de las familias de víctimas de violaciones de derechos humanos, han transformado la carga negativa que se asocia con el dolor y lo han convertido en su estandarte para seguir exigiendo justicia y verdad.

¿Cuál es la realidad de las personas migrantes en la frontera sur?

07/09/2021

07/09/2021

Emilio Cruz López Andrea Guerrero Chiprout “Si nosotros viviéramos bien en nuestros países, no hubiéramos venido, si no estuviéramos oprimidos...

Las madres que no celebran el 10 de mayo

11/05/2023

11/05/2023

En México vivimos en mundos paralelos. Por un lado, tenemos a una madre que celebra con sus hijos con flores y abrazos, mientras que, por otro, hay una madre en búsqueda de su hijo o hija desaparecido/a, con pala y pico en mano. El 10 de mayo es una fecha que nos recuerda al amor materno, pero para muchas madres significa otro año sin su hijo/a, otro año de búsqueda incansable, otro año de seguir excavando sin éxito alguno.

Necesitamos una Organización Internacional para frenar el discurso de odio durante los conflictos

09/12/2022

09/12/2022

La guerra en Ucrania ha evidenciado cómo las redes sociales pueden fungir como fuente de desinformación en los conflictos, de incitación a la violencia e incluso causa de atrocidades masivas.

No esperemos al siguiente 10 de mayo

31/05/2021

31/05/2021

Andrea Martínez Casasola Cuando escuchamos mencionar el 10 de mayo normalmente se nos vienen a la cabeza imágenes de flores,...

Abortando la incoherencia

30/09/2021

30/09/2021

Yvi Sasil Guzmán Vendrell En México el problema relativo a la despenalización del aborto ha sido una lucha constante a...

Mitos y realidades de las personas migrantes

15/10/2021

15/10/2021

Emilio Cruz López Andrea Guerrero Chiprout El dicho “las migraciones son realidades disruptivas en la historia de los países” es...

La polarización en el mundo de hoy: ¿me debería molestar en discutir con el “otro”?

22/03/2023

22/03/2023

En una era de identidades tan definidas y marcadas parece que cualquier tema tiene la capacidad de hacerlo que se...

El Estado Mexicano frente a la Juventud y la Senectud: ¿Dos Convenios de Derechos Humanos Olvidados?

05/07/2021

05/07/2021

Edgar Perea Flores Estadísticas han demostrado que la cantidad de población mexicana entre los doce y veintinueve años de edad...

Seamos la voz de aquellos que no se pueden defender

29/05/2024

29/05/2024

En los últimos años se ha presentado un avance significativo en la promoción e implementación de los Derechos Humanos con el fin de avanzar como sociedad, pero ¿qué sucede con los derechos de los animales?

El tiro de gracia, la reforma a la FGR, enemiga de la lucha contra las desapariciones forzadas

31/05/2021

31/05/2021

Luis Manuel Cruz Serna Más de 87 mil personas desaparecidas (datos por parte del MNDM), conciertos en palacio nacional, madres...

Ser migrante en México es un delito que se paga con la vida.

11/04/2023

11/04/2023

El pasado 27 de marzo, una de las estaciones migratorias en Ciudad Juárez fue consumida por el fuego lo que ocasionó la muerte de por lo menos 40 personas y 27 sobrevivientes, de los cuales 23 están aún hospitalizados. Lo anterior, después de que, a modo de protesta por las condiciones inhumanas que se viven dentro de estos centros de detención, las personas migrantes ahí detenidas prendieron fuego a colchonetas y quedaron atrapadas a falta de protocolos de actuación y presunta negligencia por parte de las autoridades migratorias.

El Reparto de la Diversidad Funcional

28/02/2024

28/02/2024

Hoy en día, vivimos en un mundo en el cual los medios de comunicación son considerados indispensables; siendo, desde hace muchos años, la televisión y el cine algunos de los medios más frecuentados. Al respecto, es importante hacer notar que cada vez se vuelve más habitual que, en las películas o series de televisión, uno de los personajes principales o secundarios sea una persona con diversidad funcional

Migración y desapariciones forzadas ¿Cómo se relacionan entre sí?

04/03/2021

04/03/2021

Jorge Moisés López Martínez La migración no es una actividad anormal del ser humano, recordemos que antes de ser sedentarios...

Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *