15/04/2024 Revista estudiantil de La Ibero

El fanatismo político y sus consecuencias

  • Lorena Remírez Valenzuela

Hace unos días hice una pregunta en mis redes sociales dedicada a aquellas personas que han decidido militar por un partido y/o seguir a un líder político incansablemente. La pregunta decía algo como “¿No les da miedo que la admiración los ciegue y dejen de cuestionar a los líderes políticos que siguen?” Hice esta pregunta desde mi experiencia apartidista. Nunca he militado en ningún partido político, he votado por distintos partidos en las elecciones que he participado y no me siento particularmente afín a ninguna de las causas de los partidos políticos actuales. Más bien, comparto las motivaciones de distintos actores dentro de esos partidos, y cuando están en la posición de candidatos, elijo votar por ellos. 

Sin embargo, este proceso es todo menos fácil en un país como México. Nuestro sistema electoral es complicado y el clima político lo es aún más. Cada tres o seis años tenemos que, no solo informarnos de los candidatos que nos toca votar, sino también nos toca revisar las listas plurinominales para no votar por partidos que le harán posible el camino al poder a candidatos que no queremos que lleguen a ejercerlo. Por otro lado, en cuanto al cargo del Ejecutivo, se nos invita a participar con “el voto útil”, que es aquel en el que no votas por el candidato que te parece el mejor para hacer el trabajo, sino por el que tiene mejores probabilidades de ganar frente a otro candidato en particular. Además, tienes que tomar en consideración el partido al que pertenecen cada uno de los actores: ¿quién es su actual dirigente? ¿Cómo han votado en el Pleno? ¿Con quién ha trabajado dentro del partido que pueda formar parte de su gabinete?

Todo esto para decir que elegir por quién votar en México es un proceso complicado. Pero entonces, ¿cómo es que un candidato llega a la presidencia obteniendo más del 50% de los votos? ¿Cómo convencer a 30 millones de ciudadanos de ser la mejor persona, en el mejor partido, con las mejores propuestas para ostentar el cargo? ¿Es una especie de Mesías o simplemente síntoma de un hartazgo colectivo? Aunque muchos de los seguidores de López Obrador dirán lo contrario, muchos lo apoyan, lo idolatran, lo admiran y lo siguen como si fuera un Mesías, lo cual, desde mi perspectiva, les imposibilita llevar a cabo un proceso de evaluación sobre su desempeño. Siempre buscarán datos que lo favorezcan, provenientes de fuentes que lo favorezcan, con discursos que unen al pueblo en una causa y un enemigo común. Por el contrario, mi tesis es que es simplemente un síntoma de un hartazgo social, político y económico colectivo. 

Los líderes populistas tienen por definición un gran apoyo de la población: cuentan con esa legitimidad que es prácticamente imposible de refutar. Tienen esos índices de aprobación (superiores al 60 – 70%) porque han sabido diagnosticar un problema que impacta de manera personal a la mayoría de la población. Tocan el punto de inconformidad de las personas, y casi por inercia, las convocan a unirse a sus causas. Esto ha pasado con distintos líderes a través de la historia y alrededor del mundo. De los más recientes podríamos destacar a Donald Trump, Nayib Bukele y Hugo Chávez. 

Apoyar incondicionalmente a un líder político tiene consecuencias graves para el país. En primera instancia, se pierde la noción de rendición de cuentas y transparencia que se requiere exigir a toda persona que ocupe un espacio en la administración pública. Se niegan los errores que naturalmente los líderes cometerán y se busca resignificar la verdad por una verdad propia. Se polariza a la población entre “quienes están conmigo y quienes están contra mí”; dejando de lado el pluralismo al que se supone que aspira una democracia. Es decir, el problema no es que exista un líder político que explote un problema social para su motivo de campaña; de hecho, es un poco lo que se requiere de los líderes políticos, saber diagnosticar qué es lo que hace falta hacer para mejorar las condiciones del país. El problema, por el contrario, está en dejar de ejercer el papel que nos toca como sociedad; y ese, es el de cuestionar y exigir rendición de cuentas y transparencia; porque al idolatrar a un líder, le concedemos poder sin límites, y eso es muy peligroso. Es solamente a través del actuar de la población, que una democracia logra consolidarse y encaminarse hacia un sistema político que sea más justo para todas y todos.

Bibliografía

1. Beck, H. (2022, December 14). Amlo, El Pueblo y la democracia: Nueva sociedad. Nueva Sociedad | Democracia y política en América Latina. Retrieved February 13, 2023, from https://nuso.org/articulo/AMLO-Mexico/
Banner
Related Posts

La importancia de fomentar el Pro Bono

01/05/2021

01/05/2021

Paulina Bernal Rangel El pasado 26 de abril, tuve la oportunidad de conversar con Julio Copo Terrés, quien se desempeñó...

VI Cumbre de la CELAC: Una lucha de poderes sobre el bloque latinoamericano

22/09/2021

22/09/2021

Luis Fernando Mandujano Chávez El pasado sábado 18 de septiembre se llevó a cabo la VI Cumbre de la Comunidad...

Fashion Law: La perspectiva legal de la industria de la moda

30/10/2023

30/10/2023

Es evidente que la industria manufacturera y textil ha tenido un impacto significativo en la sociedad contemporánea. Las nuevas tendencias y hallazgos tecnológicos han ocasionado que las industrias que se dedican al sector de la moda crezcan de manera exponencial, lo que ha traído consigo el aumento de relaciones jurídicas en las que forma parte el sector y el desafío de ofrecer una protección cada vez más amplia. En respuesta a esto, surge la necesidad de la existencia de especialistas que comprendan las exigencias de la industria y las respalde con un marco legal, emergiendo así la rama jurídica del derecho de la moda.

Ante la sujeción y explotación, el único camino es la autodeterminación

02/09/2021

02/09/2021

Mariana Paz Alvarez Gabriel Selvas Villafuerte Rodolfo Ruiz Crescencio En las comunidades y regiones más marginadas y olvidadas del país,...

Claudia y Xóchitl: ¿triunfó el feminismo?

01/10/2023

01/10/2023

Hace unos días escuché a la politóloga Denise Dresser cuestionar, en un video en sus redes sociales, si la llegada de dos candidatas a la Presidencia de la República, implicaba un triunfo para la lucha feminista en México. Dresser afirma que no necesariamente. Si bien es cierto que sería la primera vez que una mujer llegaría al puesto más importante del país, eso no quiere decir que su manera de gobernar será diferente o que se desentenderá de la lógica patriarcal. Menciona también que, aunque la historia nos ha regalado líderes con perspectiva de género e innovadoras maneras de gobernar, como Jacinda Ardern en Nueva Zelanda, también nos ha dado a mujeres como Margaret Thatcher en el Reino Unido o Rosario Murillo en Nicaragua. 

Justicia de goma

13/05/2022

13/05/2022

Javier Antonio Martínez Quintanilla RESUMEN: Carpetazo final al controversial proceso penal impulsado por el Fiscal General de la República, Alejandro...

Morena sobrerrepresentada: la lucha por el control del Congreso

30/05/2021

30/05/2021

José Marcos Chavez Tellez En marzo de este año, el partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y el Instituto Nacional...

Descuento al Poder Judicial

19/10/2023

19/10/2023

Si bien es verdad que el Poder Judicial en México siempre ha dejado mucho que desear, el actual Poder Ejecutivo Federal no ha ayudado a que dicha situación mejore. Al día de hoy, el Poder Judicial se ha visto atacado desde distintos frentes. Por un lado, desde la Administración Pública, en repetidos ataques e intentos de restarle legitimación al sistema de justicia mexicano; y ahora, por parte del Poder Legislativo en su afán de recortar el presupuesto correspondiente al Poder Judicial.

Independencia judicial en juego

27/04/2021

27/04/2021

Javier Antonio Martínez Quintanilla El año 2021 nos recibió con la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador para reformar...

Feliz Cumpleaños, Norma

06/02/2024

06/02/2024

La Constitución, al ser política, se desprende del ámbito jurídico y del derecho, por lo que se convierte en un libro de ficción utilizado por un régimen que busca el poder por el gusto de tenerlo, no por la convicción de utilizarlo para el bien del pueblo.

El Poder Judicial bajo acecho

29/04/2021

29/04/2021

Alan M. Jiménez Díaz En semanas anteriores, fuimos testigos de lo que bien podríamos llamar: un embate directo al Estado...

¿Vox populi?

08/04/2022

08/04/2022

Ricardo Díaz El vox populi vox Dei es, queridxs amigxs, lo que está en boga en estas épocas tan cambiantes...

¿Votar nos vuelve mejores ciudadanxs?

10/04/2024

10/04/2024

Como cada 3 y 6 años, llegamos al periodo en el que todas las opciones políticas nos van a recordar lo importante que es que las juventudes salgamos a votar. Como cada 3 y 6 años, otra vez nos prometen ponernos en el centro, darnos más espacios, construir con nosotrxs. Como cada 3 y 6 años, este 3 de junio se les va a olvidar esa promesa. ¿Tenemos que aguantar esa historia de nunca acabar y esperar nuestro turno? ¿Tenemos que hacer caso y salir a votar o podemos empezar a cambiar la forma en la que hacemos política?

MÉXICO A MITAD DE SEXENIO

01/03/2022

01/03/2022

Javier Antonio Martínez Quintanilla A lo largo del sexenio en vigencia (2018-2024), la actual administración pública ha propuesto ciertos temas...

¡YA TENGO EDAD! Voten por mí: una reflexión del Capital Político

28/11/2023

28/11/2023

A mediados de este año se aprobó una reforma constitucional que modificó los artículos 55 y 91 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Con esta reforma, la edad para acceder a una diputación se redujo a los 18 años, mientras que la edad requerida para liderar una Secretaría de Estado se estableció en 25.

Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *