12/07/2024 Revista estudiantil de La Ibero

Vivir en México

Mónica Paulina Miguel Soto

La realidad que viven las mujeres en nuestro país resulta indignante. Las cifras que relatan esta situación son preocupantes y lo es aún más la poca empatía y falta de consciencia que existe en nuestra sociedad. Once feminicidios suceden en México a diario, una cifra que hemos escuchado demasiadas ocasiones, pero quizá no lo suficiente como para hacer el cambio que necesitamos. 

Como mujer mexicana estoy cansada de escuchar comentarios machistas, “cumplidos” innecesarios, y todo tipo de violencia que me ha ocasionado vivir miedo a lo largo de mi vida.

El 8 de marzo de 2020—antes de que se desatara toda la serie de problemas que conlleva la pandemia que vivimos actualmente—participé en la marcha con mi mamá y algunas de nuestras amigas. Mi mamá siempre ha sido una mujer independiente y sumamente valiente, ha dedicado su vida laboral, como abogada, a defender los derechos de las mujeres. Es un tema que, por ser mujer, siempre le ha ocasionado un interés especial, pero desgraciadamente como a la mayoría de las mujeres en México, su conocimiento sobre el tema y su lucha incansable no la ha exentado de sufrir distintos tipos de violencia en su vida personal y laboral.

Mis amigas son mujeres valientes y admirables que luchan todos los días por eliminar cada rastro de machismo que queda aún dentro de ellas y para que ninguna mujer sufra algún tipo de violencia como los que desafortunadamente a ellas, y a muchas les ha tocado vivir.  

El año pasado fue la primera vez que asistí a una marcha y, como muchas mujeres participantes, fue un paso enorme en mi proceso de deconstrucción. Gracias a esta experiencia me di cuenta que los medios muchas veces publican lo “conveniente” para el país y para el gobierno en turno; esto me hizo darme cuenta que, como muchas, llegué a juzgar equivocadamente las marchas y los sucesos que se desataban en las mismas. Estoy consciente de que no siempre fui la mejor versión de mí, pues durante mucho tiempo tuve normalizadas muchas actitudes machistas y de violencia hacia la mujer, por lo que para mi, el 8 de marzo de 2020 fue un despertar, reconsideré muchas situaciones de mi vida y decidí que estoy cansada de vivir con miedo. Soy una de las millones de mujeres mexicanas que se rehúsa a vivir con miedo, ya no más. 

Quiero dejar de tener miedo a mañana ser una más o, en su caso, una menos; no quiero ser la protagonista de una publicación en las redes sociales de mis amigas de “hace un año marchaba contigo y hoy marcho por ti”; me niego a que mi mamá quedé destrozada preguntándose lo que pudo hacer para evitar que algo me pasara o que viva una eterna búsqueda por encontrarme en un país en donde te vuelves en una carpeta más en el Ministerio Público. 

Porque ser mujer en México implica que te eduquen para no salir de noche, a no usar ropa pegada o faldas cortas para evitar que te hagan daño, aunque esto ya ni siquiera lo garantiza. Vivir en México es caminar en la calle y estar alerta todo el tiempo para ver que nadie te esté siguiendo o cambiarte de banqueta si alguien viene atrás de ti; vivir en México siendo mujer implica que cuestionen tu testimonio, te revictimicen y/o justifiquen a tu agresor; vivir en México es que existan tantos feminicidios al día y que los medios más importantes ni siquiera los cubran al menos de que se vuelvan virales o seas la hija/hermana/sobrina de alguien “importante”; vivir en México es que si mañana me toca a mi, millones van a intentar olvidar mi nombre, hacer menos mi muerte y mi historia, pero también sé que millones de mujeres no van a permitir que eso pase. Sé que millones de mujeres van a gritar y escribir mi nombre en cada rincón del país para que nunca olviden quién fui y por todo lo que luché.

Aunque sé que me falta mucho por aprender y cambiar en mi, me rehúso a vivir en un país en donde no sólo existe desigualdad hacia la mujer sino que existe una violencia brutal hacia ella por el simple hecho de nacer mujer.

in Género
Banner
Related Posts

Yo lucho por todas las mujeres, no sólo algunas

08/03/2024

08/03/2024

Me parte el alma recordar que más de 30,000 personas palestinas han sido asesinadas desde octubre (ojo a la voz activa y no pasiva, porque no se mueren, las matan). Porque las mujeres gazatíes no tienen acceso a productos de salud sexual y menstrual.

Feminismo aesthetic

24/04/2023

24/04/2023

Pasados ya dos meses del 8 de marzo, me quedan varias inquietudes sobre cosas que vi, sentí y viví. Esta es mi crítica hacia acciones que vi rodeando al 8M esperando crear conversaciones, reflexiones y diálogos que nos lleven a ser mejores personas y posteriormente mejores feministas. 

Breve recorrido histórico del feminismo

28/04/2021

28/04/2021

Paulina Salmun Zagha ¿Qué es el feminismo? A viva voz gritamos: ¡arriba el feminismo! Pero… ¿Qué es el feminismo realmente?...

Mujeres indígenas, una lucha histórica en un contexto de doble discriminación

21/03/2021

21/03/2021

Melanie Gonzalez Naranjo Las mujeres indígenas tienen dos medios de presión hacia su condición, el ser mujer y el de...

La delgadez como imposición patriarcal a las mujeres

19/03/2021

19/03/2021

Andrea Guerrero Chiprout “Podríamos decir que el cuerpo de la mujer es una especie de pizarra sobre el cual el...

Vulnerabilidad Silenciada: El Desafío de las Mujeres Migrantes en un Mundo en Movimiento

28/08/2023

28/08/2023

En un planeta en constante movimiento, donde las fronteras se desdibujan y las culturas se entrelazan, las historias de migrantes se convierten en narrativas centrales de nuestro tiempo. Sin embargo, hay una voz que, a menudo, queda opacada en medio de este coro: la de las mujeres migrantes. Detrás de las estadísticas y titulares, se oculta una dura realidad que enfrentan, una vulnerabilidad intrínseca que merece atención y acción.

Estereotipos emocionales ¿Endulzados o encarcelados?

24/11/2021

24/11/2021

Giovanna N. Montes Al referirnos a los estereotipos de género hablamos del conjunto de creencias sobre los aspectos determinantes de...

Sobre feministos, deconstruidos y aliades

01/07/2021

01/07/2021

Melissa Hernández Méndez ¿Han visto esta imagen de un hombre alto y blanco en la marcha del 8M con un...

Qué miedo ser mujer

18/03/2021

18/03/2021

Beatriz Reyes García En los últimos días he tenido diversos sentimientos encontrados, pues el Día Internacional de la Mujer y...

Lo que esconde el uniforme

28/12/2021

28/12/2021

Sofía De La Paz Aún recuerdo esa sensación, cuando me subía al coche después de que pasaran por mí a...

Breve carta a las infancias cuir

30/04/2021

30/04/2021

Sebastían Gallegos Arias Pequeña criatura de bella disidencia,  No temas, pues llegará el día en el que te des cuenta...

El terror dentro del silencio: La trata de personas

02/10/2023

02/10/2023

En la tierra de los colores vibrantes y las tradiciones arraigadas, México enfrenta una sombra desgarradora que persiste en los rincones más oscuros de nuestras comunidades: la trata de personas. Este crimen atroz no conoce fronteras, afectando de manera desproporcionada a niñas y mujeres, despojándolas de su dignidad y derechos fundamentales. Es crucial destapar esta realidad incómoda, mirarla de frente y comprometernos a erradicarla. Este llamado a la acción es un eco urgente para tejer un futuro donde la libertad y la justicia sean inquebrantables.

Querido AmigO

09/03/2022

09/03/2022

Sofía de la Paz Recuerdo hace algunos años, cuando estaba en prepa, recuerdo que un amigo me contó sobre lo...

Seguro estás en tus días

02/11/2022

02/11/2022

Desde que tengo memoria, la menstruación ha sido un tema tabú.

Cuestionamiento continuo y la (in)congruencia

29/05/2023

29/05/2023

Ser feministas, antipatriarcales, antirracistas o luchar por la justicia de cualquier forma y desde cualquier escenario es una tarea que nunca acaba. Significa cuestionar todo (o intentarlo), buscar aprender de todo, analizar todo y buscar que en tus acciones se reflejen esos valores y cuestionamientos. Sin embargo, también es desgastante. Ver cómo el mundo es un basurero y al mismo tiempo un lugar precioso es frustrante. Hacer algo que vaya en contra de los valores que persigo es frustrante. 

Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *