15/08/2022 La Pregonera, Crítica Social

¿La primera impresión cuenta?

Cómo dar una buena primera impresión

  • Daniel Argumedo Martínez
  • Ricardo Díaz

“La vida es una primera impresión. Tienes una oportunidad. Hazlo eterno.”

J.R. Rim

Tal como lo explica la psicóloga Mónica González-Carrasco, la primera impresión obedece a nuestra necesidad de estructurar el mundo de forma simple y práctica. Derivado de lo anterior, podemos considerar que, con la primera impresión que se tiene de una persona, nuestro cerebro busca de alguna forma “clasificarla” para poder obtener una idea general de con qué clase de persona estemos tratando, con el fin de poder tener una “estrategia” de cómo tratar con ella, a partir de las experiencias previas con personas similares por medio de la analogía. Esto podría sonar contradictorio con las corrientes de pensamiento que establecen como ideal que “todas las personas somos únicas y diferentes”. Sin embargo, esa ideología se debe de considerar como un deber ser, ya que, en la realidad, y los psicólogos no me dejarán mentir, se busca tratar de encasillar a las personas de acuerdo con sus formas de comportamiento, entre otras clasificaciones que existen, con el fin de simplificar procesos.

De igual forma, está impresión puede afectar la forma en cómo vamos a tratar en todos los aspectos a una persona, ya que creamos a expectativa de ella y tratamos de responder a los comportamientos que tenemos con esta persona, a partir de experiencias que ya hemos tenido con sujetos similares. Según algunos psicólogos, podemos hacernos una “idea” de una persona en tan solo 7 segundos, que es casi igual de rápido que un parpadeo, y a partir de ella, se vuelve complicado que aquella persona que estamos conociendo logre cambiar nuestra perspectiva después de aquel tiempo mencionado.

Es importante mencionar que la primera impresión no solo es cómo te ves físicamente, sino que también abarca el comportamiento, la puntualidad, la vestimenta, e incluso, qué es lo primero que pides de beber cuando te lo ofrecen. Bajemos esta teoría a la práctica con 2 ejemplos palpables:

1.- Las entrevistas de trabajo: aunque poco a poco han cambiado y en la opinión de este autor, se ha relajado la forma en cómo se visten los candidatos cuando van a realizar una entrevista, de forma física o vía remota, por tratar de ocupar una posición para un determinado puesto, los equipos de Recursos Humanos (HR) ya tienen lo que ellos le denominan un “perfil” de lo que están buscando, y después de haber hecho 1 o más filtros, los candidatos tiene que lograr captar la atención del miembro de HR que los está entrevistando. Es por ello que las entrevistas duran en promedio 20 minutos, porque a partir de lo ya mencionado, en tan solo 7 segundos ya tienes una imagen de la personas y de como se espera que se comporten. Aunque a veces puede que hayas tenido una mala primera impresión del candidato, puede que la conversación cambie y deje impresionado al reclutador cuando ya no se tenía una gran expectativa del candidato, que es una gran jugada cuando se trata de entrevistas de trabajo, sin embargo, muy arriesgada.

2.- La primera cita con alguien que te gusta: si bien es cierto que ya habíamos observado a esa persona y nos había interesado, ya tenemos una cierta idealización de su forma de ser y actuar. Es por ello que, al momento de llegar a consolidar la famosa “first date” que se vuelve una disyuntiva para saber si queremos seguir conociendo a esa persona, por lo menos, nos fijamos en los siguientes puntos: (i) puntualidad, (ii) forma de vestimenta, (iii) lugar a cual vamos a acudir, (iv) tipo de plática que se tenga, (v) quien hace el “first move”, entre otros. Tomando en cuenta lo anterior, determinamos si habrá una segunda cita o incluso fingimos una emergencia familiar para salir de una situación que nos puede resultar incómoda.

A manera de conclusión, es sumamente importante cuidar todos los aspectos que este tema conlleva, ya que dependiendo el resultado que se quiera obtener, solo tenemos una oportunidad para causar una primera impresión.

Bibliografía

1. Psicóloga de la Universidad de Girona
2. https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Primera-Impresion.-La-Prueba-de-los-7-Segundos-20170403-0131.html
Banner
Related Posts

¿Nueva Normalidad?

06/10/2021

06/10/2021

Alejandro Guadarrama Carolina Suárez Esmeralda Chávez Comenzaron las clases y con ello un destello para lxs estudiantes; aquellas clases por...

Una era de vacío

19/04/2022

19/04/2022

Sofía García La época posmoderna trajo muchos cambios consigo. Es un periodo histórico que marcó un antes y un después...

Las narrativas de la felicidad

10/09/2021

10/09/2021

Alejandro Guadmar Matz Carolina Suárez Ortega “That girl (boy/person)” lo que antes era un sustantivo se ha convertido en un...

La falta de emocionalidad y la necesidad de la misma

18/11/2021

18/11/2021

Carolina Suárez Ortega Esmeralda Chávez Alejandro Guadarrama En este artículo, se relacionan los temas y realidad psicológica que se vive...

Comments
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *